Le vemos como algo más que un número
Seguimos creyendo en el sueño americano. Estamos dedicados y tenemos experiencia en navegar por las mareas cambiantes del sistema de inmigración. Sabemos adónde quiere llegar y podemos ayudarle a conseguirlo.

¿Qué debo hacer si la policía me para y me pregunta mi situación migratoria?

Últimas noticias

Ser parado por la policía puede ser una experiencia angustiosa para cualquiera. Si es usted inmigrante o le preocupa su situación migratoria, puede añadir complejidad y miedo a la situación. Si conoce sus derechos y sabe cómo desenvolverse en estos encuentros, podrá protegerse mejor y disfrutar de una experiencia más segura.

Consejos esenciales

Por desgracia, las identificaciones policiales son arriesgadas para todos los implicados. Las tensiones pueden ser elevadas cuando ambas partes no están seguras del resultado y saben que las cosas pueden volverse peligrosas rápidamente. Estar preparado para estas situaciones con las fuerzas del orden puede ayudar a que las cosas vayan lo mejor posible y evitar cualquier consecuencia negativa para su proceso de inmigración.

1. Conozca sus derechos

El primer paso para enfrentarse a un encuentro con la policía es conocer sus derechos antes de verse envuelto en uno. Independientemente de su estatus migratorio, usted tiene ciertos derechos fundamentales protegidos por la Constitución. Estos derechos incluyen el derecho a permanecer en silencio, el derecho a negarse a consentir un registro y el derecho a un abogado. Recuerde que no está obligado a revelar su condición de inmigrante a menos que las autoridades de inmigración le detengan.

2. Mantenga la calma y cumpla las normas

Mantener un comportamiento tranquilo y respetuoso durante una parada policial es crucial. Sea educado y cooperativo sin ofrecer información innecesaria. Evita discutir o comportarte de forma conflictiva, ya que podría agravar la situación. Recuerde, sin embargo, que obedecer a la policía no significa que tenga que renunciar a sus derechos. Tienes derecho a protegerte sin dejar de ser respetuoso.

3. No mentir

Facilitar información falsa a las fuerzas de seguridad puede tener graves consecuencias. Tienes derecho a guardar silencio; si decides no hablar, sólo tienes que decir: «He decidido guardar silencio». Las únicas personas con las que debe cumplir si no es ciudadano de Estados Unidos son los funcionarios de inmigración que solicitan sus documentos de inmigración. Si los llevas encima, tienes que presentarlos.

Si decide responder a las preguntas, hágalo con sinceridad. Mentir puede dar lugar a cargos penales y repercutir negativamente en futuras solicitudes de inmigración. Si se hace pasar por ciudadano u otro inmigrante, podría quedar inhabilitado permanentemente para la ciudadanía.

4. Pregunte si puede irse

Si la policía te para pero no tiene un motivo válido para detenerte, tienes derecho a preguntar si eres libre de irte. Si la respuesta es afirmativa, expresa con calma y educación que quieres irte. Recuerde que debe cumplir todas las instrucciones que le den los agentes y que hacer valer sus derechos puede agravar la situación. Haga preguntas si no entiende lo que está pasando o lo que dicen los agentes.

5. Solicitar un abogado

Si la policía empieza a interrogarle sobre su situación migratoria o le detiene, es esencial que solicite un abogado. La presencia de un abogado puede proteger sus derechos, detener acciones indebidas de inmigración o de las fuerzas del orden y darle acceso a un valioso asesoramiento jurídico.

Incluso si no puede permitirse un abogado, puede pedir a la policía que le busque uno sin coste alguno. Todo el mundo está obligado a tener acceso justo a una representación legal adecuada por ley en Estados Unidos, incluso si usted es un inmigrante sin estatus legal actual.

6. Documentar el encuentro

Los inmigrantes, tengan o no un estatuto legal vigente, siguen teniendo derechos. Si cree que la policía violó sus derechos durante el encuentro, es vital reunir pruebas. Anote los nombres y números de placa de los agentes, el lugar y la hora del encuentro. Si es posible, grabe discretamente el audio o el vídeo de la interacción. Esta documentación puede serle útil si necesita presentar una denuncia o solicitar asistencia jurídica más adelante.

7. Conozca las políticas locales

¿Le pararon por una razón válida? La policía no tiene derecho a detener a inmigrantes al azar. Es fundamental conocer las políticas específicas de su localidad, ya que las leyes relativas a las identificaciones de tráfico y a la aplicación de las leyes de inmigración pueden variar de un lugar a otro. Investigue las ordenanzas y políticas locales relacionadas con la aplicación de las leyes de inmigración y familiarícese con los recursos comunitarios que pueden proporcionarle apoyo y orientación.

8. Consulte a un abogado (o busque otro)

Si las cosas no se sienten bien después de su interacción con la policía, pero usted no solicitó un abogado en el momento, usted todavía puede encontrar un abogado calificado para revisar la situación con usted ahora. Consultar con un abogado es especialmente importante si la policía le detiene, le acusa de un delito o le influye para que firme algún documento que no entiende.

Si le designaron un abogado y no se sintió seguro con su representación, está en su derecho de encontrar otro que satisfaga sus necesidades. Si su antiguo abogado cometió errores que hicieron que su situación migratoria se viera afectada negativamente, podría optar a que los funcionarios de inmigración le dieran una segunda oportunidad permitiéndole volver a presentar su solicitud cumplimentada por un abogado competente.

Busque expertos en inmigración para proteger sus derechos

Los encuentros con la policía pueden ser muy estresantes, sobre todo si surgen preguntas sobre su situación migratoria. Recuerde que siempre es aconsejable consultar con un abogado de inmigración para asegurarse de recibir el asesoramiento jurídico más preciso y actualizado en función de sus circunstancias específicas. Contar con la persona adecuada que luche por proteger sus derechos es crucial.

Llame a la Oficina de Derecho de Shelle-Ann Simon hoy para programar una evaluación gratuita de su caso. Si la policía te para, respira hondo, piensa antes de actuar y haz todo lo posible por obedecer a los agentes.

Related Articles
...

Texas: El futuro de la reforma migratoria Build Back Better

Read More
...

TPS para Haití: Nueva redesignación y prórroga hasta febrero de 2023

Read More
...

Guerra en Ucrania: Biden abrirá EE.UU. a 100.000 refugiados

Read More